Amor Pacientemente Firme

Amar a nuestro hijo es proveerlo de todo lo que necesita de acuerdo a nuestras posibilidades sin embargo en ocasiones podemos confundir lo que necesitan con lo que desean nuestros pequeños.

 

Hace tres generaciones se acostumbraba que la Madre de familia se quedara al Cuidado de sus Hijos todo el día, actualmente Padre y Madre salen a trabajar jornadas largas.

 

En ocasiones utilizamos la frase «Haz lo que quieras, No puedo Contigo» y nuestros hijos aprenderán exactamente a hacer eso.

 

Te invito a insistir y resistir en la Educación de tus Hijos Amorosamente Firme, es decir, No Consentirles Ni Amargarlos.


Cristina Mendoza